jueves, 15 de octubre de 2009

La Antartida, mi sueño.


El mes de marzo pasado logre cumplir uno de mis mas anhelados sueños, este nacio ya hace mucho tiempo… pero una noche, se desperto algo en mi que me llevo a cumplirlo, recuerdo estar mirando la television en mi casa de buenos aires…. y ver un documental del continente helado que me transporto a ese lugar y nacio en mi un deseo que venia de lo mas profundo de mi ser...lograr ver la antartida con mis propios ojos, de ahi en mas decidi intentar convertir este sueño en realidad.
Realice muchas averiguaciones, ya que que creo que la forma de cumplir los sueños es dedicar toda la energia enfocada en eso, y tener paciencia. Tarde o temprano , se alcanza. Y asi fue luego de tanto esperarlo …. mi sueño de viajar a la Antártida se hizo realidad de la mano de Argentina Extrema .
Decidi escribir un blog para contarles mi experiencia y transmiterles las vivencias apasionantes que disfrute en esta expedicion, y compartirlo con todos ustedes.
Cuando uno se enfrenta a este tipo de experiencias.. hace que todo el cuerpo se revolucione...tu cabeza no deja de pensar.. se confunden los miedos, con la ansciendad de estar ahi, expectativas por todo eso, que solo se ve en documentales..la gente con ropa naranja muy abrigada.. pinguinos emperadores, grandes bloques de hielos flotando... dificil de explicar.. ya que aunque te lo cuenten, no hay como vivirlo.
Nuestra expedición empezó en Ushuaia, Tierra del Fuego en el Canal del Beagle. Después de dormir una noche allí, embarcamos en el rompehielos ruso de Quark Expeditions, y al final de la tarde comenzamos nuestra navegación. Al cruzar el Pasaje de Drake, hay mamita, que olas!!!! venia enfocando con mi camara varios tipos de pájaros como los albatros y petrel que seguían al barco. Cuando una ola golpeo contra el barco y lo saco de su navegacion serena... Recuerdo que hice un comentario y uno de los asistentes del barco me comento. "Esto es solo una mueca, esperemos que no muestre su peor cara". Claro, yo sabia que este pasaje se ha ganado un lugar en la historia por tener el clima y el mar más agitados del planeta. Es una zona donde las aguas meridionales rápidas del océano fluyen entre las masas continentales de la tierra de Sudamérica y la Antártida. Las tormentas azotan con frecuencia el océano en un turbulento gris oscuro, y provoca levantamiento de grandes olas que han hecho naufragar a muchos grandes barcos.
Después de una travesía de 1000Km, con un mar bastante calmo y unos atardecer que aun me pone la piel de gallina al recordarlo....llegamos a las Islas Shetland del Sur.
En barco habia un par de profesores que parecia que habian estado ahi mil veces... uno de ellos me dijo.. "he leido tanto de este lugar que no me queria morir sin visitarlo.. asi y todo.. nada de lo que he visto y leido se puede comparar con un segundo de estar parado aqui" . Durante el viaje disfrute mucho de sus charlas.. ya que lo que yo capturaba con mi camara fotografica, y eran solo images hermosas, para todas ellas tenian un nombre, una explicacion cientifica y le encanba compartilo, ellos fueron una gran guia para esta gran aventura . Conocian sobre los distintos tipos de pingüinos que viven en la Antártida, como los Barbijo, Papua, Adelia, y Penacho Amarillo, y sus colonias, donde viven millones de parejas.

Era verano, ya que es la única estación en la que se puede visitar la Antártida, el lugar parecia magico, los pingüinos estaban con sus pequeñas crías, algunos gritanban muy fuerte. Se veian las focas de Weddell, las cangrejeras y los elefantes Marinos del sur, y los observamos un largo tiempo descansando sobre las playas y los icebergs. Parecia una pintura subrealista, ojala pudiera expresar con palabras los que sentia. Solo el silencio y mis pensamientos acompañando el barco y el paisaje..
Salimos del rompehielos en el “Zodiac” un gomon, para pasear entre los icebergs y visitar las diferentes islas. Las camaras fotografias entraron en un frenesi de disparos. Todas fotos increibles... aunque ahora escribiendo este blog y viendo las fotos, no nos acercamos ni un poquito a lo que realmente vehiamos. Caminamos muy cerca de los animales, aunque manteniendo siempre la distancia respetuosa.
Navegando por el Estrecho de Gerlache, vimos a las ballenas jorobadas muy de cerca y fuimos parte del espectáculo maravilloso que ellas protagonizan. Es espléndido ver a estos gigantescos animales jugando a nuestro lado. Su presencia y magnificencia te hacen sentir realmente insignificante.
Visitamos además algunas de las bases científicas de la Antártida. Una de ellas, la Base Argentina Almirante Brown, que durante los meses de verano alberga a profesores de la Universidad de La Plata que se dedican a la investigación científica. Esta base está localizada en uno de los lugares más bellos, la Bahía Paraíso, uno de los sitios más maravillosos de toda la Península. También nos detuvimos en la base inglesa de Puerto Lockroy, que hace algunos años fué transformada en un museo. Es interesante saber que éste es el único lugar en la Antártida donde cualquiera puede comprar sellos postales y enviar sus tarjetas desde allí. En éste lugar visitamos una colonia de pingüinos y encontramos restos de huesos de ballenas, que quedaron allí como testimonio de un pasado terrible. Port Lockroy es una bahía rodeada de montañas y glaciares. Después de disfrutarla, al finalizar el día, nuestros cocineros se lucieron preparando un fantástico asado en el deck del navío. Por supuesto todo esto, en un marco de naturaleza incomparable. Hablando de sensaciones.. comer un asado tomando un vinito, mirando el paisaje de la antartida.. pueden imaginarlo?
Como en la Antártida en el verano no oscurece demasiado, los colores del cielo reflejados en el hielo forman un paisaje impresionante. Yo y mi camara en frenesi de locura total. Lo más destacado de la expedición, fue el pasaje por el Canal Neumayer, y más al sur el Canal Lemaire, más conocido como la esquina “Kodak de Antártida”. Los canales angostos con altas montañas y los glaciares e icebergs flotando son una de las cosas mas lindas que existe. Poder cruzar entre esos gigantes y experimentar la magia de la Antártida es una experiencia maravillosa.
Los más corajudos, porque esta fresquito.... nos dimos un baño en la Caleta Péndulo de la Isla Decepción, un volcán que erupcionó en los años 70. Permite bañarse en aguas calientes en la Antártida, fue sin duda una experiencia insuperable.
Y otra experiencia increíble fue una noche en carpa, escuchar toda la noche como viven los pingüinos, que digamos que entre sus sonidos fue casi imposible dormir. Pero fue algo mágico, sentir que estábamos sobre los hielos más imponentes pasando una noche, que sin duda era única y sería recordada por el resto de nuestras vidas!
De regreso volvimos a cruzar el Pasaje de Drake y desembarcamos en el puerto de Ushuaia. Y de este modo terminamos una de las más fascinantes y emocionantes expediciones que jamás habíamos realizado.
Conoci el continente blanco, la última reserva ecológica, fue mi sueño y me va acompanar para siempre....
<span class=
Pinguinos en la antartida
Luego de regresar del viaje, uno vuelve distinto, como un poco mas sabio, hasta se podria decir un poco mas cerca de un dios, porq para los creyentes y para los que no, es indiscutible que hubo un dios, muy poderoso que poso su dedo en este lugar, dramaticamente salvaje y extremadamente hermoso. Mis cinco sentidos se contactarton con mis emociones mas profundas. La antartida comunica a cada visitante y le deja una marca, un mensaje muy importante, uno entiende que es un lugar que debemos cuidar con todo el esfuerzo, porque es puro, aun es puro. Las reflexiones no alcanzan si solo se quedan ahi...afecto mi modo de vida , mi vision y preocupcion... se han transformado en acciones... espero poder contagiarlos.
Espero que hayan podido viajar conmigo en este relato...
Por último, agradecemos al equipo de Argentina Extrema, que nos ha asesorado para realizar y cumplir este sueño.
Lola Mahue